Qué partido. Mi madre qué partido!!!!


Lo vi, claro que lo vi. Al principio sola, luego acompañada por toda la familia.
Sí, estaba pasando el finde con la familia en León y, allí me pilló El Partido, y allí viví las dos horas, más o menos que duró el encuentro.

Aunque me levanté sigilosa, aunque el volumen del televisor estaba bajo, aunque suelo tener respeto por el vagueo legítimamente ganado de los domingos por la mañana, no pude evitar despertar con mis exclamaciones de gusto unas veces, de rabia e impotencia otras (cuando algún triple de Carlos Jiménez estando más dentro de la canasta que fuera, se escapaba...) y de coraje otras, sólo recordar tantos "pasos" que hicieron los americanos y que no les pitaron, tantas faltas de contacto que a los nuestros sí les pitaban y a ellos casi nunca.
No, no pude evitar despertar a la familia, y la familia me lo agradeció.
No es que ellos sean unos forofos no, pero jugaba nuestra selección y, al igual que no hace tanto la de fútbol, éstos nos dieron muchas alegrías y había que acompañarlos.
Teníais que ver a mi cuñada gritar cuando un balón iba por el aire y al final entraba, o cuando el "árbitro de los americanos" nos pitaban alguna falta que por supuesto nuestro chico no había hecho!
Sí señor, fueron dos horas en las que yo soñé que ganábamos y en las que mi familia estaba encantada de poder gritat y de ver cómo yo pasaba de la euforia a la pena, del cabreo a la resignación y otra vez a la alegría.
Y al final una medalla de plata que tiene sabor a oro (suponiendo que el oro tenga sabor, que yo me imagino que sí, por éso es que los que la ganan la muerden)

Bien por los nuestros, por los que ganaron madallas, por los que casi las ganaron y por los que no llegaron a casi ganarla pero dieron todo lo que pudieron.
Un HURRA por todos.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Que partido que vimos.
La pena es que no nos dejaron ganar. Yo se que si el arbitro hubiera sido imparcial seguro que habiamos ganado . Los americanos fueron muy buenos pero el juego de los de Aítor se merecia mejor trato por parte de los arbitros.
Mejor que te haya gustado, y mejor que a tu familia le gustara porque si no igual te echaban de casa por despertarlos.
Vuelvo a ver los cuentos que escribes así que volveré a contarte cosas.
Un beso desde Sevilla.
Julian.

lobezno dijo...

1992. El entrenador croata pide tiempo muerto. Kukoc acaba de dar un pase genial a un armario de 2'13 que la mete para abajo y su equipo se pone 22-21.

En ese momento, un chaval de 19 años que estaba solo en casa, se puso a dar saltos histéricos y a gritar como un loco ("creídos hijos de puta, esto es Europa, os vamos a machacar" -lo de "esto es Europa" lo recuerdo porque me llamó la atención haberlo dicho-). El humo proveniente de la cocina le sacó de ese estado: la sartén, en el fuego desde hacía un buen rato, estaba ardiendo (por cierto, hizo lo que no debe hacerse en estos casos, meterla debajo del grifo; afortunadamente no pasó nada). A la vuelta de arreglar el desaguisado los yankees ya ganaban de más de 10.

Menos mal que el partido de ayer coincidió con el desayuno y es difícil liarla con un exprimidor y una cafetera.

¡¡Qué placer!!

Diancecht dijo...

Ains, si hubiese entrado aquel triple de Stombergas ...

Siento discrepar en lo de los árbitros: lo de los pasos no es una ventaja sustancial. Realmente da igual.

Tal vez en el tema de las faltas habría algo más que decir, pero no creo que el arbitraje haya influido en el resultado.

Por cierto, que suerte, yo no puedo gritar.

Diana dijo...

Hola
Qué partidazo que vimos eh Juan?.
Mira mejor disfrutamos con el recuerdo de los nuestros y nos olvidamos de los "de negro" que ahora ya no visten de negro pero siguen siendo los de negro cuando quieren.
Me alegra que hayas vuelto, para cuando tu blog?. Venga, anímate que te será divertido.
Un biquiño Julian.
-Lobezno la leche qué gozada!!
Uyhh, menos mal que eran las 8:30 y más, que si no me conpadecería de tu cocina, porque con el partido de ayer ni el humo de 17 sartenes te habrías movido del sofá, verdad?
Un bico Lobezno, desde Coruña un biquiño.
Diana

Diana dijo...

Hola
Dian, deja de discrepar y reconoce que si les pitaran los "pasos" otro gallo les cantaría. Las faltas también fueron algo que todos vimos (hasta mi cuñada) menos los árbitros, pero qué le vamos a hacer!
Amigo, porqué no puedes gritar? Porque está afónico o porque no sentiste placer?
Un besiño
Diana

Diancecht dijo...

Porque estaba todo el mundo durmiendo.

Y sigo discrepando, lo de los pasos no tuvo nada que ver.

Fernanda dijo...

Felicitaciones por la medalla de plata!!!!
Nosotros ganamos la de bronce y también estamos felices!!!
Besos

FERNANDA

Pablo dijo...

Fue un gran partido, eso está claro. La pena es que no pude verlo, los domingos por la mañana no suelo estar muy receptivo. Así que esta vez hablo de oídas y porque sé que lo iban a hacer bien.

Diana dijo...

Hola
Dian me alegro de que el motivo de que no gritaras no fuera el no sintieras placer, pues realmente fue un placer ver el partido.
Y, sí que importa que no les piten los pasos, claro que importa!
-Fernanda, nosignifica tanto la medalla como lo que nos ofrecieron.
Hubo deportistas que no consiguieron ninguna medalla y nos hicieron disfrutar en montonazo, verdad que sí?
-Pabliño, qué pena que no lo vieras! Tremendo partido!
De todas las formas seguro que lo repiten alguna vez y deberías de verlos jugar.
Desde Coruña os mando un beso y me alegra compartir el placer de ver partidos como el éste.
Diana.

PEDRO DELGADO dijo...

En serio, Diana: ¿No has pensado dedicarte a comentarista deportivo?
Casi he disfrutado más leyendo tu entrada que viendo el partido. Trasmites la emoción y los nervios que sentimos todos. Me parecía que lo vivía de nuevo.
¿La plata?. Sí, estuvo bien pero las dos horas que vivimos creo que fue lo mejor y tú me los has recordado

Gracias y saludos flamencos desde Cáceres.

Sara dijo...

Pues me uno a ti Dianita en ese Hurra por todos!!!no lo vi, pero todo el mundo opina como tú...un partido precioso, de los de infarto y encima para ver como el arbitrucho pita en contra totalmente de España, bueno...nada nuevo, eso ya se sabía!!!me alegro mucho de que lo hayas disfrutado de esta manera.

Un besín

Diana dijo...

Hola
Pedriño, no te pases, anda no te pases.
Fue genial verdad?. La leche lo que grité y las pestes que le eché a los árbitros!!
La verdad es que nuestros deportistas nos han hecho pasar buenos ratos y algunos además con medalla.
Venga Pedro, graciñas por ser tan generoso en tus comentarios.
Te mando un biquiño desde Coruña.
--Sara, siento que no o vieras, fue un partido para disfrutar hasta por quienes no se preocupan del baloncesto (como mi cuñada)
Lo gozamnos todos como enanos y de los árbitros mejor no hablar, ya se sabe que EE.UU pesa.
Pero no importa les tuteamos.
Un biquiño y nos vemos.
Diana

Oscar Alonso dijo...

Y que lo digas, Diana, qué tensión de nalgas hasta el final.
Un biquiño.

MARNIE dijo...

Pues yo, que no entiendo NADA de de baloncesto, tambien me puse las pilas (y el despertador) a las 8,30. No sé si eran pasos o carreras pero a saltos y grititos (rídiculos todos ellos,los míos.. claro) me lo pasé en grande....
Besosssssssssssssss
Marnie

Diana dijo...

Hola
Óscar, qué gozada de partido!. Mi madre, pero si sé de mucha gente que no "sigue" el baloncesto, pero que se levantó un domingo a las 8.30 para verlo!
Un bico Óscar, te veo.
- Marnie bonita, me alegra que te gustara el partido. Para cuándo un cafe?.
Un biquiño niña.
Diana

Una española en Eslovenia dijo...

Aquí en Eslovenia no me entero de nada... menos mal que sigo en contacto con gente de mi tierra para ponerme al día!
Espero que hayas pasado un buen verano.
Muchos besos.

Más Entradas con estas Etiquetas



 
Un diseño de: La Blogueria