La buena educación: dónde está?

Hola.
Llevo dos días preguntándome, qué pasa con nosotros?.
He leído que "unos 20 ó 21" chicos de entre 16 y 18 años le han dado una paliza a una mujer de 42 años.
Me pregunto: qué pasa con los chavales?. Pero si tenían que estar jugando con los regalos de reyes!
Como es que 20 ó 21 chicos se ponen de acuerdo para palizar y jalear a una persona?. A una mujer que podía ser la madre de cualquiera de ellos.
Cómo es que no había ni uno que tuviera un mínimo de cordura y dijera: !Basta!
Cómo es que otros niños de su edad más o menos pueden disfrutar viendo esas imágenes luego en internet?

De verdad que estoy totalmente confusa. Ya no es que rompan un banco del parque( no es que lo considere correcto, pero en comparación....!)
Qué hombres estamos formando?.

Ya nadie espera que se levanten del asiento en el bus, algunos por horarios , carga de libros , y otras motivos , puede que estén más cansados o al menos igual que cualquiera. No, no esperamos éso. Pero pegarle una paliza a alguien , éso se sale de madre.
Los que hoy han hecho éso, mañana para superarse, pondrán una bomba en cualquier sala de espera.
Si con 17 años o menos le dan una paliza a alguien ( os dáis cuenta de que en este caso es a un adulto, que ya se salen de su ámbito , que ya no es entre chavales), qué pueden hacer con 27?

Qué sentirán los padres?. Tal vez piensen que son "cosas de jóvenes", tal vez se nieguen a creerse que sus hijos hayan participado.

No sé qué, pero debemos de hacer algo y ya.
Tal vez debamos de reeducarnos nosotros, los padres. Será que la educación de estos niños corresponde con la falta de educación nuestra, la de los padres?
Tal vez éso de que " para mis hijos todo lo que no tuve yo" no esté bien interpretado.
Tal vez un poco más de conversación, de disciplina, (que no dictadura), respeto, (que no miedo) nos ayude a sacar de este sin sentido a los niños de hoy.

2 comentarios:

La Blogueria dijo...

Bueno, supongo que decir que el mundo es un asco y la gente una mierda, no es un comentario muy original y ni siquiera toda la verdad, pero es lo único que se me ocurre al leer esto.

Lo siento, me quedo tan desencantada de todo... qué asco...

Moreno71 dijo...

Interesante post, mi estimada Diana.

Lamentablemente, la educación y el respeto son cosas que aparentemente se han devaluado con el paso del tiempo. Sé que voy a sonar al tipo d epersonas que dicen "en mis tiempos era mejor"... pero es la verdad. Recuerdo que cuando uno era niño, se le inculcaba que JAMÁS se debía faltar al respeto a una persona mayor. Si uno hacía una travesura, el adulto venía a casa de nuestros padres y nos acusaba con la credibilidad que su madurez concedía a sus palabras. Nunca supe de alguien que acusara falsamente a un niño. Y uno recibía una reprimenda de aquellas.

Hoy eso se ha perdido. El amor mal entendido por parte de los padres, unido a una casi patológica sobreprotección hacia sus retoños, ha provocado que éstos se sientas casi inmunes a las consecuencias de sus actos. ¡Pobre del maestro de escuela en estos días que intente castigar a un joven, porque seguramente enfrentará la indignación y las amenazas de los padres!

Te juro que me he encontrado con niños que apenas saben hablar, pero que tienen un repertorio de palabrotas más rico que el mío... y vaya que en mi profesión se escucha de todo. Hubo una ocasión en que, trabajando en un lugar de "gente bien", hubo una niña de escasos tres o cuatro años que todos los días nos mandaba a la ch... muy lejos. Y los padres se reían ante "la gracia" de su nena.

¿Qué les pasa a los jóvenes de hoy? Porque por más que sus padres hayan fallado en su educación, no creo que no puedan darse cuenta de que faltarle al respeto a la gente está mal. Y lo que en verdad indigna es la conducta sobreprotectora de los padres que escudan su ineptitud con la frase "son cosas de niños".

Excelente post, Diana. Tras un día de duro trabajo, tu blog me ha resultado un oasis donde descansar y leer cosas interesantes y amenas, aunque los temas no puedan no serlo tanto, como éste de la falta de educación. Pero de que es interesante, lo es. Máxime por la forma de exponerlo.


Un abrazo, Diana.

Más Entradas con estas Etiquetas



 
Un diseño de: La Blogueria