...Y ya no hablan

Y se conocieron y se hablaron

Y hablaron de libros, de autores de libros, hablaron de niños, de niños que no tenían libros, de niños que teniéndolos no los querían. Y hablaron.
Y siguieron hablando y todos los días hablaban, sólo de niños, sólo de libros hasta que también de ellos hablaron.

Y cada día hablaban y lo hacían de sus ciudades, de sus países, de sus libros, de los que tenían, de los que querían y de sus autores.
Pasaron los días y los meses y hablaron, de sus vidas, de sus sueños. Hablaron de sus casas, de sus familias, de todo hablaron y así los días, los meses, los años pasaron.

Y ellos hablaban, de sus sueños, sus deseos y así pasaba el tiempo y ya no sólo hablaban, ya compartían y el conocimiento de sus deseos se convirtió en el deseo, no de los dos, de uno de ellos.
Y al conocer los sueños de uno, el otro quería esos sueños, al conocer los deseos uno quería cumplirlos y el otro esperaba.

Y pasaban los meses y uno seguía queriendo compartir con el otro, vivir, querer al otro y así abría el corazón, el otro recibía en la distancia lo que uno le daba, pero no correspondía y uno amaba y sufría y el otro ya no hablaba. Ya hablar no quería.

Y han pasado dos, tres años y uno sigue con el corazón lleno de amor, ciego de amor, herido por el amor y el otro espera, pero no da.

Y ya no hablan de libros, ni de niños que no conocen los libros ni de niños que ya no quieren los libros que sí conocen.

Ya de ellos no hablan, de nada ya hablan. Uno sueña con hablar, con dar, con escuchar, con recibir. Uno sueña con saber que el otro está, que es feliz, que no olvida del todo.
Y sigue queriendo hablar y, como hablar no puede, vive amando en silencio lo que conoció hablando.

Y ya no hablan y uno ama.
Y uno mira y se siente feliz al ver, al saber que el otro se muestra y se deja ver.
...Y ya no hablan.

20 comentarios:

verdial dijo...

Llega un momento en el que no es necesariohablar, ni pronunciar palabra, ni comunicar nada, porque un simple gesto, una simple mirada lo dice todo. Y éso sólo se consigue cuando se llega al total conocimiento del otro.

Un abrazo.

PEDRO DELGADO dijo...

Decía mi madre que cuando uno no quiere, dos no pelean. Esto, por desgracia, no sucede en el amor. Cuando uno no ama, el otros puede seguir y seguir amando en silencio, solo, desconsolado o no; pero solo... o sola, claro.

Besinos

Pablo dijo...

Creo que no hay nada más triste que amar sin ser correspondido.
Un beso.

Noche dijo...

Ay Diana...y hoy que ando tan melancólica...Uno ya no habla porque la vida así lo quiere..y el otro en tanto ya no desea hablar mas..al menos no con uno.

no tengo mucho comentario hoy...estoy llena de sentimiento:..y todo lo que lea, hable o respire tendra el sabor de la tristeza.

Un abrazo

Diana dijo...

Hola --
-Verdial, cierto es que a veces el grado de compenetración es tan alto que con una mirada se dice todo.
Más creo que no es el caso de los protagonistas de este relato. Tristemente, no.

-Pedro Tienes buena razón, no siempre se ama a la vez. En algunos casos ni siquiera se es amado.
-àblo, realmente es triste amar sin ser amado. Muy triste.
-Mochecita, por qué tu melancolía?
Por qué tu tristeza?. Deseo que sean pasajeros estos sentimientos y pronto puedas ver las cosas con alegría.
Un biquiño a todos desde Coruña.
Diana

josé javier dijo...

No sé pero debe existir desamor entre los dos. Cuando eso ocurre, ¿para qué hablar?

De fulbol no hablamos.

Tamboni dijo...

Conozco un caso que me toca muy de cerca; Vivió una historia parecida hace diez años, y a dia de hoy uno sigue esperando y amando.
Lo bueno de este caso es que siguen siendo los mejores amigos.
Que tal tu prole de animalitos?
Besos.

Franziska dijo...

La costumbre hace desaparecer la atención y la ilusión y, a veces, hasta el respeto. Si pudiéramos ver siempre el arco iris, terminaríamos por ignorarlo. Antes o después, acabamos devorados por la rutina.

Saludos cordiales.

Diana dijo...

Hola
-JJ.Porquénohablamosdefútbol?
Lo que tenéis que hacer es ganar al Madrid (al Madrid le gana cualquiera,así que a ver os comportáis)
El desamor aparece cuando el amor se va. En el caso que nos ocupa, nunca hubo amor compartido.
-Tambori (qué bonito nombre!)
La fauna estádemaravilla,tantoque yoestoy decidida a que en la próxima reencarnación,quiero ser un gato o un perro,me da igual, pero algo de esta casa.
-Franciska, me niego a no ver el arco iris, llamado "Arco da vella" en Galicia.
Un besote para todos desde Coruña.
Diana

Sara dijo...

Es tan necesario hablar...tanto...hasta en el silencio se debe hablar, llenar esos silencios con amor, amistad, compañía o soledad!!!!compartir...pero cuando no se ama...para que continuar?

Un biquín grandote para ti galleguiña, espero que den las vacaciones para que me cunda el tiempo y pasar más rato por tu casita.
Qué tal todo? Ya tienes a Vane en casita o aún no?
Bicos mil Dianina

josé javier dijo...

¡Ole mi Sevilla FC! ¡Con dos cojones!

Diana dijo...

Hola
--Sara, un amigo al que adoro siempre decía: En asuntos del corazón; no gobierna la razón.
--JJ. Olé tus cojones. Y, por favor, no seas palabroso. Carallo, no se dicen tacos. No ves que vas a ofender mis delicados oidos?
Un bico y enhorabuena por el resultado.
Espero que os hayáis empachado, ya que en breve jugaremos tres partidos seguidos: dos de copa y uno de liga. Quién te crees que va a ganar?
Ni sueñes en otro resultado que no sea a favor del Dépor.
Otro biquiño.
Diana

Diana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Edy dijo...

Hola, Diana. A diferencia de tu otro blog, que tiene mucho de diario, este convive con la literatura, ya sea como cuento o crónica. Me gusta más éste, lo confieso.

Tu última entrada, para mí, revela la historia de dos personas que tenían una ansiedad extrema por conocerse. Y en ese esfuerzo, hablaban y hablaban de todo. No era casual ese propósito. Finalmente, el amor era el subtratum de toda esa experiencia.

Bonita forma de representar a los Andrógenos, que según decía Sócrates (en el Banquete de Platón), pululan por el mundo buscando sus "otras mitades".

Te sigo leyendo. Cariños para ti,

La terapia de Rafaela dijo...

El silencio es una forma de comunicarse... el lenguaje corporal, la mirada (es más sincero) que un muro de palabras
bss frioleros

Noche dijo...

Hola mi querida Diana, pasaba por aqui a saludarte y decirte que te tengo una sorpresita en mi cueva, pasate cuando gustes.

Un abrazo

Voroperez dijo...

Hablando compartes, y con el tiempo compartes sin hablar. Compartes con tu mirada, con el recuerdo de lo hablado, con la cercanía, y también con la distancia y la añoranza. Pero el principio siempres es, hablar.

Un besazo Diana

Diana dijo...

Hola
Rafaeliña, sí, los silencios pueden ser muy significativos, pero han de ir arropados por una conversación. De lo contrario un silencio no es más que un silencio, una omisión, un abandono, un..... Una pena.
--Edy, el amor era el subtratum de todas y cada una de las horas pasadas en alegre intensa y hermosa conversación, pero el amor de una de las partes, La otra...., la otra no pudo o no quiso responder al amor.
Graciñas por volver Edy.
--Voro cielo, se puede "compartir" todo los momentos de conversación, los silencios, las miradas, o el asir una mano tendida, pero para éso hay que tener con quien "compartir" Uno solo, no comparte, uno solo padece.
Un bico a todos.
Diana

Sirena Varada dijo...

“Ya no hablan, y uno ama”... Amor, desamor y un mar de soledad entre ellos. No tienen voz propia, no hablan. ¿Es que los sentimientos no arrastran palabras?

Diana, este hermoso cuento tuyo no es un cuento, ¡qué triste!

Besos

Diana dijo...

Hola
Sirenita, no, no es un cuento, y sí, es muy triste
No es un cuento y es triste, triste y real.
Creo que hay muchas personas que podrían contar algo así.
Por éso es que es tan triste.
Te mando un besiño.
Diana

Más Entradas con estas Etiquetas



 
Un diseño de: La Blogueria