Historias de un viaje. ( Madrid )

3/11/10 Madrid

Ya estoy en Madrid y cómo no, me he perdido, menos mal que me han encontrado!

A media mañana me llevan a visitar lugares tan emblemáticos como el Palacio Real, en el que estuvimos más de dos horas porque estaban haciendo el cambio de guardia, algo que me han dicho hacen todos los primeros miércoles de cada mes. Es de resaltar que los miércoles la entrada es gratis, algo que se agradece, pues hay que pagar para entrar en todos, todos los sitios. Dios, en todos, todos los sitios, 4, 5, 7€ y más que hay que pagar para entrar.
Después de visitar el Palacio Real, la Almudena, la Iglesia de San Francisco el Grande, pasear por las calles del Madrid antiguo y comer en el Museo del Jamón (os lo recomiendo, bueno, rápido y barato) me llevaron a pasear a la Plaza del Sol.
Por la tarde recorrí lo típico: La Gran Vía y alrededores, la calle de Alcalá y alrededores, y muchas más calles céntricas.



El Retiro


Cruce Gran Vía con Alcalá

Al día siguiente fui al Retiro, y paseé por otras calles viendo los cientos de hermosos edificios que tienen por allí. Parece que los arquitectos de aquélla tuvieran una guerra de ingenio: Si tú haces ese tan bonito, yo hago este más bonito aún.

5/11/10 Toledo, La Ciudad Encantada y Encantadora.


Plaza Zocodover


Alcázar de Toledo


Madrid-Toledo-Málaga

Sólo tuve un día para visitar esta pequeña y divina, divina ciudad.
Me cundió mucho porque fui en autobús desde Madrid y en Toledo, en la misma estación de llegada se coge el autobús Nº 5 que lleva a la Plaza de Zocodover y desde allí se hace el recorrido a la ciudad. Yo conté con una guía muy especial; Mari Paz, la prima de Sagrarito, mi amiga de Madrid.
Gracias a ella pasé un día estupendo paseando, viendo y fotografiando Toledo.
Visité sitios como el museo provincial de Sta. Cruz, a ver una exposición de tapices. Caminando por calles estrechas (cómo no, cuesta arriba¡) y por la orilla del Tajo llegamos a el Alcázar. Tiene una murallas... impresionantes. Yo sólo entré a la biblioteca y subí a la cafetería. Desde ella se pueden sacar fotos muy logradas, a través de las ventanas.
De allí y pateando las calles (ya os dije cómo son estas calles) llegamos a la Catedral. Mi madre, no estaba yo preparada para ver lo que ví. Es una pena que no dejen sacar fotos. Yo al ir con Mari Paz, la prima de mi amiga Sagrarito, pude no sólo sacar algunas, si no también entrar a ver el Tesoro. Lo que ahí hay, ¡mi madre, lo que ahí hay! Si la de Segovia me alucinó, ésta me dejó sin habla.



Catedral vista desde el campanario de la iglesia de los Jesuitas


Al salir creyendo que cualquier otra cosa me iba a parecer menos que nada, me llevó (Mari Paz, la prima de mi amiga Sagrarito) a la iglesia de los Jesuítas. La iglesia en sí siendo bonita, no es lo mejor que me ofreció. Me ofreció la posibilidad de subir a patitas, kilómetro a kilómetro las escaleras del campanario y desde allí además de ver el trío de campanas, visualizar y fotografiar toda la ciudad y el rio Tajo, como si estuviera en un avión...
Qué pasada!!


Río Tajo a su paso por la ciudad visto desde el mirador del museo Victorio Macho


Al bajar las tres mil escaleras del campanario, mi amiga me llevó a ver un museo de Victorio Macho. Me encantó, os lo recomiendo. La ubicación es excelente, las obras impresionantes y las vistas te dejan sin aliento (ver fotos en la galería "...y tu que las veas").

Luego bajamos rodeando la muralla por fuera, pasando delante del antiguo manicomio, (ahora no recuerdo lo que es en la actualidad) desde donde me contó mi guía privada (Mari Paz, la prima de mi amiga Sagrarito) que por las ventanucas que se ven, los locos gritaban piropos y algo más que piropos a las mozas y a sus acompañantes.
Llegamos al Parador, que es una pasada, pero que ya casi no pude fotografiar pues era muy tarde para hacerlo con luz natural y muy pronto para que lo iluminaran. Qué le vamos a hacer! é o que hay...
A las 7 de la tarde me volví más feliz que unas castañuelas en autobús a Madrid, a cenar rico a casa de mi amiga Sagrarito.

Sábado 6, mi último día en Madrid.

Por la tarde paseamos nuevamente por la capi.
Mi amiga Sagrarito me dijo que ya que vivía en provincias, ella tenía la obligación de llevarme a ver el Teatro de la Zarzuela por fuera... y por dentro. Dicho y hecho, allá nos fuimos a ver "La del Soto del Parral". Nunca había visto una zarzuela y cómo no, me encantó. Curiosamente trataba de segovianas y segovianos, tierra que acababa de visitar, así que la ubiqué en el pueblo que más me gustó, así, por obra y gracia de mi reciente recuerdo. Coloqué de un tirón al matrimonio y a los novios en Sepúlveda, que para eso es el pueblo que yo visité, hala.

Me contaron que pocas veces se veía la calle de Alcalá sin coches y este día era un de ellos. Se celebraban los premios de la música MTV.

Se acaba la visita a Madrid y hay que descansar que mañana tengo una ruta guay.
Adiós Madrid, que Andalucía me espera.

4 comentarios:

Kay dijo...

Uhh luego me paso a leer todo esto, qué interesante!!

Anónimo dijo...

Ya vi todas las fotos,cada vez las haces mejor. Pásalo bien y ya nos contaras cuando vuelvas,pero no tengas prisa que tenemos un tiempo horrible.
Un besazo.

Pablo dijo...

Hola, Diana:
Siento no haberme pasado antes por aquí, pero el lío que tengo no te lo puedes ni imaginar.
Siempre es un placer leerte y conocer tus andanzas por España.
Un beso.

Pablo dijo...

Me alegro de que te lo pases bien.
Un beso enorme.
Ah, y tomo nota de todas las recomendaciones, por supuesto.

Más Entradas con estas Etiquetas



 
Un diseño de: La Blogueria