Bañador, Guantes y Bufandas






Hola.

Buenos, fríos e invernales días.

Es cansado eso de colocar y recolocar los armarios. Es cansado porque el cuerpo y la mente no van a la par.

La semana pasada sacaba las camisetas, metía los jerséis y quitaba la manta eléctrica. (Vaya invento esto de la manta eléctrica!. ¿Se puede vivir sin ella?)
La semana pasada sabía que no era el tiempo, que el tiempo no era, no era el propio de hacer eso. Hoy lo he comprobado. Hoy he vuelto a poner la manta eléctrica para dormir tan calentita.

Los más viejos del lugar dicen que algo anda mal, cuando en febrero se guardan, casi sin poner, los jerséis.

Cuando en Febrero se puede dar algún que otro bañito en el mar, que es frío por definición: el Atlántico; en Riazor.

Buena verdad es que este Febrero yo he visto a la gente disfrutar como enanos de unos generosos rayos de sol tumbados en la playa.

Bueno, pues si todo esto no era más que suficiente para estar seguros de que nuestros mayores tienen razón cuando dicen que “algo anda mal”, se le ocurre venir al invierno. Eso sí, un invierno cortito, tan cortito como que se cree que durará unos cinco o seis días.

Ayer, y para refrescarnos la memoria (nunca frase mejor dicha) cayó una nevada de tres pares de narices en varios puntos de la geografía. Ayer y para recordarnos de que el invierno aún no ha desaparecido del todo de las estaciones convencionales, bajaron las temperaturas algo así como entre 6 y 12 grados.

Nos lo cuentan, lo vivimos, sacamos otra vez los jerséis y nos quedamos tan tranquilos. Algo cansados, pero tranquilos.

Sólo los más viejos del lugar dicen, sin que nadie les haga caso: Algo anda mal. Sí señores: algo anda mal.

Ayer y sin casi lucir mi abrigo nuevo (por algo estaba en el Mediterráneo) pasé las navidades. Hoy he tenido que entregar la solicitud de las vacaciones de verano y mañana iré a ver las procesiones de Semana Santa.

No me digáis que no tenemos una pequeña empanada mental.

A nosotros y a los árboles. Pobrecitos árboles. Ya han lucido sus mejores galas primaverales y como nadie les ha avisado de que el tiempo está loco, ahora se encuentran con unas heladas del copón y con todas las flores al descubierto. Pobrecitos árboles! Se les helarán las flores, no tendrán hijitos y ellos sin saber qué está pasando!

Qué pasada, no? Mis árboles no saben que las flores de hoy posiblemente no serán frutos mañana.

El tiempo está loco porque nosotros lo envenenamos y lo único que no preocupa es no poder tomar el sol y bañarnos durante meses, el no poder esquiar, el que los tomates están por las nubes.

Deberíamos escuchar a nuestros mayores cuando nos dicen: Algo anda mal, Sí señores; algo anda mal.

Deberíamos entre todos buscar el antídoto a este veneno que poquito a poquito, (y veces no tan poquito a poquito) vamos vertiendo sobre nuestro entorno.

Este veneno que enloquece al tiempo y por extensión a nosotros.

Bueno, con el tiempo loco o no loco, yo os deseo que tengáis unos fríos pero felices días.

PD.
Os aconsejo que cliquéis dos veces sobre las fotos y, en una de ellas, veréis algo muy bonito.

Un bico.

11 comentarios:

Moreno71 dijo...

De verdad que este año ha empezado loco, Diana. Leí tu post y me encantaron las fotografías (¿las tomaste tú?).

Ignoro qué tan frío debe estar para que haya nieve, pero lo cierto es que yo jamás en mi vida la he visto. Aquí en estas latitudes la temperatura mínima histórica se dió hace unas semanas (2ºC, por la mañana) y anos estábamos congelando. Cuando se vive en una región como ésta, donde hace calor 364 días al año, el que el termómetro descienda más abajo de los 10ºC ya hace que uno empiece extrañarse ante ese fenómeno.

Y es cuando, tal como dices, los viejos empiezan a decir: algo anda mal.

Tal vez no nos demos cuenta de ello porque nosotros mismos somos parte de aquello que anda mal. Nosotros andamos mal. Y nos llevamos entre las patas al medio ambiente con tanta porquería que estamos acostumbrados a echar en el agua, la tierra y el aire.

Para bien o para mal, el ser humano se adapta al ambiente, y tal vez sea por eso que no nos hayamos dado cuenta de este problema. Claro... hasta que lleguemos al punto en que no podamos adaptarnos más. Todo tiene un límite, y la naturaleza se encarga de decirnos que nos acercamos peligrosamente a él.

Bueno sería que la escucháramos... y alos viejos, por supuesto, cuando dicen: algo anda mal.

Un abrazo, Diana, y abrígate bien. No queremos que te nos refríes, ¿verdad?


(Por cierto... yo aún no termino de saber qué es o como diablos funciona una manta eléctrica. Te juro que en mi vida he visto una).


Un beso.

Diana dijo...

Hola Moreno.

Te voy a regalar un cuento de nieve.

Una manta eléctrica es una manta doble que en el interior tiene unas resistencias que al conectarla al la red eléctrica se calientan y dan calos. Claro que es para las/os que no tenemos quien nos caliente los pies.
Un bico
DIANA

Amado Gómez Ugarte dijo...

Primero, buenos días, con manta o sin manta eléctrica Ja, ja.... El clima está como una cabra, no sé si lo hemos atontado entre todos, a base de emanaciones de dioxido de carbono, o es pura casualidad. El invierno juega al escondite, primero desaparece, luego, cuando ya te acostumbrabas al buen tiempo, cae una nevada. Pero como no podemos hacer nada, salvo ponernos o quitarnos el jersey, como bien dices, no nos queda otra cosa que esperar a que las estaciones se sintonicen. Nosotros, simples ciudadanos, poco podemos hacer, son las grandes empresas las que contaminan a lo bestia y las que se están cargando el planeta. Tendrán que poner remedio algún día...
Saludos.

Diana dijo...

Hola Amado!.
Gracias por tu comentario.
Es cierto casi todo lo que dices Casi todo.Las grandes y tmabién la no tan grandes ( restaurantes, beres ( hay tantísimos que ellos ya hacen tanto como un gran empresa), coches, !tantos como hay!, talleres no controlados, etc, etc.
Además, estamos nosotros ciudadanos de a pie.
Somos porrada de millones y a poco, poquito que hagamos, por fuerza se tiene que notar.
Mientras tanto, a gozar que son tres días.
Un bico .

Diana dijo...

Hola Amado!.
Gracias por tu comentario.
Es cierto casi todo lo que dices Casi todo. Las grandes y también la no tan grandes ( restaurantes, bares ( hay tantísimos que ellos ya hacen tanto como un gran empresa), coches, !tantos como hay!, talleres no controlados, etc, etc.
Además, estamos nosotros ciudadanos de a pie.
Somos una porrada de millones y a poco, poquito que hagamos, por fuerza se tiene que notar.
Mientras tanto, a gozar que son tres días. A gozar de la nieve y del sol y de lo que nos toque.
Un bico .

Bandolero El Tempranillo dijo...

Aunque he leído este post tuyo me da no se qué comentarlo. Me parecería absurdo que el primer comentario que te haga sea sobre el tiempo. La gente cuando no tiene nada que decirse habla del tiempo.
De cualquier modo me gusta como escribes, por lo tanto leeré tus otros post y allí te comentaré.

Ya dejé respuesta al comentario que hiciste en mi blog y te prometí el enlace del artículo que me hizo crear el post.
Y como lo prometido es deuda pues ahí va:

http://www.articulosgratis.com/content/view/368/138/

Atentamente

Bandolero El Tempranillo

Anónimo dijo...

Hola Bandolero!. Qué nombre tan chulo,; me gusta.
No te prives niño, de decir lo que te plazca, nada será adsurdo, no según mi criterio.
Verás, si lees algún pots más , que el tiempo es tema recurrente en mi. La verdad desconozco el porqué, pero me gusta el tiempo, me gusta.
El tiempo como momentos, como clima, como fases de recuerdos, el tiempo,
De veras : me gusta,
Gracias por leerlo.
Un beso.
Diana

ker dijo...

Diana
Por fin pude entrar a tus comentarios, pero fatalmente estoy en la ofi, así que dispongo de muy poco tiempo, después volveré

Constelación

Saludos

Una española en Eslovenia dijo...

Yo solía tener una manta eléctrica cuando estudiaba en A Coruna. Estaba en un piso sin calefacción, en Riego de Agua, y la humedad y el frío eran terribles. Por suerte, en Eslovenia las calefacciones son muy fuertes (con bajo cero a diario,menos mal).
De todas formas el tiempo anda loco: la semana pasada, el domingo, nos fuimos a un lago, al sol, con 20 grados, y el lunes cayón una nevada! Hoy estamos a seis bajo cero... andamos todos mareados. Yo que quería ir a mirar ropa primaveral, como que no apetece...
Unas fotos muy bonitas.
Besos, pasa un buen fin de semana.

Vane dijo...

¡qué bonito! en la tercera foto hay un pajarraco mirando las nubes...

Besotes.

Pablo dijo...

Unas fotos muy bonitas. Y tienes toda la razón cuando dices que debemos escuchar cuando nos dicen que algo anda mal. No es normal que el clima ande tan... revuelto.
Nos estamos cargando el planeta y no nos damos cuenta. Sólo espero que cuando nos demos cuenta no sea demasiado tarde.

Más Entradas con estas Etiquetas



 
Un diseño de: La Blogueria