Reducido mundo sin ella


Terminó de colocar lo que había comprado.
No acababa de acostumbrarse a estos menesteres.
Siempre compraba el doble de lo que necesitaba y la mitad de lo necesario.
Y distribuirlo! Éso sí que era una odisea. Nunca encontraba el lugar adecuado para dejar las cosas en su sitio.

Qué fácil parecía todo cuando lo hacía ella!

Ella.
Dónde estaría?
Qué haría?

Sabía que no debía dejar que sus pensamientos discurrieran por estos derroteros. Pero es que ella seguía siendo Ella, seguía siéndolo todo.

Por fin acabó de recoger, de colocar y se fue al salón. Bueno, más bien al saloncito.
Todo en su vida se había reducido.

La casa...
Había tenido que trasladarse a un piso de ésos que llamaban de "solteros".

Los amigos...
La mayoría había decidido frecuentar sólo la compañía de ella, y espaciar las veces que lo veían a él.

No lo entendía, no entendía porqué tenían que tomar partido por uno de los dos. Eran amigos de ambos y podían seguir siéndolo. No, no lo entendía.

El sueño...
Dios, ahora dormía poco y descansaba menos. Sus horas de sueño se habían reducido a la mitad.

El tiempo...
Ahora perdía una tarde entera en hacer la compra semanal. Una tarde entera en recoger la casa, en arreglar la ropa, en mirar las facturas.

Dios, qué fácil era todo cuando estaba ella!
Sí, todo se había reducido...

Bueno, algunas cosas habían aumentado y sin previo aviso. Él no sabía que podían ser aumentadas.

Ahora sabía lo que era la soledad. Éso sí que había aumentado.
Sabía lo que era el dolor.
Ahora tenía conocimiento de nuevas sensaciones.

Ahora sabía lo que era estar sin ella.
Su tristeza.

Sí, algunas cosas habían aumentado.

Fue a su reducida cocina y se preparó una copa. Era ya un experto en prepararla.
Se fue a su reducido salón y se sentó con su copa.



Enciende la tele, no le gusta nada. Abre un libro, no se concentra.
Y, es que nada es como debiera.

Nada es igual sin ella.

Sus pensamientos, sus tristes pensamientos se adueñan de su voluntad y sin oponer resistencia se deja invadir por la desesperación de vivir sin ella.

Sabe que no es racional, pero se revela contra el destino. Un destino que primero le ofrece las mieles del amor, la felicidad compartida, el cielo vivido a su lado, y ahora se burla de él, haciéndole vivir un vacío sin igual.

Sabe que no es una postura inteligente entregarse a la autocompasión, pero se justifica pensando que es muy reciente su marcha, que no estaba preparado, que no quiere estar sin ella.

Sabe que sus convicciones morales le impiden actúar de forma drástica, pero piensa en lo bueno que sería dormir, dormir, dormir.

El Lunes se inicia una nueva semana, una nueva lucha por vivir. Trabajo, viajes, comidas y hasta un amigo bienintencionado contando un mal chiste en un inútil intento de alegrarle la existencia.

Pero éso será el Lunes, ahora piensa que puede salir por la ciudad a tomarse unas copas. A evadirse.

Siente que así va a ser su vida en el futuro: una constante huida de sí mismo; una constante búsqueda de ella.

Decide que no saldrá, decide quedarse en su reducido nuevo espacio.
Decide quedarse en su pequeño mundo con su enorme tristeza.

...Y así, un día, una semana, un mes.
..Y, así, sin saber dónde estará ella, cómo estará ella.

Ella,ella, ella.

..Y así, desde que se fue.

Recuerda la última conversación.
Recuerda que le preguntó:
-Porqué? Qué motivos tienes?
-No existe ningún motivo especial. Tengo que irme. Sólo sé que tengo que irme. Necesito irme.
Solo, está solo, porque ella lo dejó solo.
Se acuesta solo, se levanta solo, vive su soledad solo.

Dónde está?

No lo sabe, lo que sí sabe es que tiene que aprender a vivir sin ella.
Y le viene a la mente algo que le dijo:
-Es el final de un ciclo; es el inicio de una nueva etapa.
Sí, es el inicio de su vida.

29 comentarios:

DESPLAZADOS AL PARAISO dijo...

Por desgracia, lo que ocurre en este relato es la realidad. Es lo que vemos todos los dias en miles de familias.
Hay quien lo sabe llevar mejor y otr@s que se hunden cada dias mas y mas en su soledad.
Pero yo soy de la opinión de que nadie es imprescindible en ningun sitio, eh? Nadie se muere por la falta de alguién.
Podrá durar el dolor de la partida más ó menos tiempo pero al final todos salimos a flote y tarde o temprano nos acostumbramos

Diana dijo...

Hola.
Estoy de acuerdo contigo en parte
Cierto es que nadie es imprescindible, pero tal vez el amor perdido con su ida sí.
Uno no siempre se "acostumbra" a la pérdida del ser amado, lo que si hay es que superarlo y aprender a vivir sin el sujeto amado.
Desplazados al Paraíso, ( cómo me gusta tu denominación!, me encanta) gracias por pasarte.
Desde Coruña te envío un biquiño.
Diana

Moreno71 dijo...

El ser que tanto amamos es como el aire dentro de una bolsa, querida Diana.

Saca el aire de ella, dejándola vacía poco a poco, y verás cómo todo en el interior de la bolsa se encoge, se reduce... y si estuviésemos ahí dentro moriríamos asfixiados, presionados.

Lo mismo sucede con las personas amadas. Se van y todo parece encogerse. Todo es asfixiante. Y, tal como a la bolsa, sólo se necesita un poco de lo que falta para llenarse de nuevo.



Un abrazo, Diana!!

Oscar Alonso Alvarez dijo...

Corto, intenso pero no por eso menos delicioso tu relato.
Un acierto haber caído en tu blog.
Un saludo

Isa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Diana dijo...

Hola.
Moreno, como siempre: graciñas, por tus palabras siempre tan acertas!
En cada momento sabes lo que hay que decir.
Esperando que nos deleites con algúno de tus posts, te envío un biquiño desde Coruña.
Diana.

Diana dijo...

Hola
Hola, Óscar Alonso Álvarez!
Gracias por pasarte por aquí, por tus elogios y por ofrecerme la oportunidad de conocer tu blog.
Desde Coruña te envío un biquiño
Diana

Sara dijo...

Dianina! que texto más bonito, más real...eres un genio con la pluma, porque lo cuentas todo requetebonito.
La verdad es que yo he visto amigos así y es penoso,verles/as caer en ese letargo, dejar de ser quienes eran porque sienten que les falta el aire, y luego lo que tú dices, los amigos tomando partido por uno u otra, y todo disminuye pero a la vez otras cosas aumentan...como me ha gustado! yo les diría que por amor nadie debe morir, nadie o al menos de esa manera...el amor se reparte, se da a manos llenas que alguien vendrá dispuesto/a a comaprtir lo que otros ya no quieren...el tren de la vida que nos ha contado hoy quiero contarte y puede enñazarse fenomenal con tu entrada.
un besito con corazón escritora genial!

Oscar Alonso Alvarez dijo...

Reconozco mi ignorancia, pero qué se le va hacer... y sé que no puede ser malo porque los repartes con dadivosidad... pero ¿qué demontres es un "biquiño"?

Pablo dijo...

Hola Diana:
Otro texto precioso. Real como la vida misma.
El final de un ciclo y el inicio de otro siempre es un momento difícil, y muchas veces no sabemos cómo continuar adelante.
Y como siempre, tú lo expresas con mucha claridad.
Un beso.

Fernanda dijo...

Fantástico una vez más!!! Realmente admiro tu modo de contar las cosas.
Gracias por compartirlo.
Cariños

FERNANDA

Diana dijo...

Hola.
Fernanda, gracias a tí por leerlo.
Tú sí que has hecho uno de los posts más bonitos del mundo.
(no exagero)
Un biquiño desde Coruña.
Diana.

Fernanda dijo...

Gracias Diana por tus palabras. Es un honor de verdad que alguien que escribe como tu lo haces lea mi humilde blog. Realmente el día de la madre me ha movilizado mucho.
Muchos cariños

FERNANDA

Hoy quiero contarte dijo...

Solo una pregunta, Diana: porqué no te dedicas a eso, a escribir? Lo haces magistralmente. Enganchas porque describes la vida real con palabras reales. Un biquiño.

MARNIE dijo...

Verdades como puños.. Un relato estupendo.
(explícale a Oscar lo que es un bico,anda...)
Besos desde la esquina

Oscar Alonso Alvarez dijo...

Ahora que ya lo sé, ¡hala, biquiños a tutiplé para todo el personal!

Eugenio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
josé javier dijo...

Hola, Diana. No sé de donde has salido pero tu visita y comentario me han ilusionado mucho.
¿Eso de un amigo con algo de sexo lo dices en serio? No me des ideas... aunque pudo ser la causa de que el personaje de tu post se encuentre sin ella, ¿verdad?
Gracias por venir. Un beso. J.J.

Diana dijo...

Hola.
José Javier, el que él esté sin ella, no es por ningún mitivo en especial, al menos eso le dice ella a él en su última conversación, lo recuerdas?
José Javier, lo de que puede haber sexo con alguien y conservar la amistad, creo que sí es posible, pero claro, tiene que ser entre personas adultas.
También creo que ha de contar el que cada una de ellas sepa si es algo que está libre de hacer sin herir.
Tú hablabas de una amiga, de una compañera, no de la esposa del vecino. No decías que mientras tenías sexo (hipotético o no) con una amiga (hipotética o no), dejabas esperando a tu esposa.
No se hablaba de éso. Sólo cuestionasbáis si se podía tener sexo con alguien y seguir siendo amigos.
Yo, personalmente estoy convencida de que no tiene porqué no exirtir tal circunstacia si se da entre persona legales, adultas y libres.
Un biquiño desde Coruña.
Diana.

Gata Negra dijo...

Se muy bien lo que es sentir que el destino se esta burlando de ti.

:(

Txema Oleaga dijo...

Hola Diana. Gracias por tus palabras para Isaías. Por cierto, hay quien te ha dicho que por que no te dedicas a escribir. Estoy de acuerdo

Oscar Alonso dijo...

Caramba Txema, ahora sí que me he quedado muerto: un político "blogeando". Mira que como se enteren otros van y te copian.
Mis sinceros respetos para alguien que utiliza este medio para algo más que no sea comernos la oreja en época electoral.
Un abrazo.

Diana dijo...

Hola
Txema, graciñas por tus palabras. No son creíbles, pero elevan la moral: gracias.
Txema, ayer éramos todos Isaías, desgraciadamente hoy somos todos J.M.Piñuel.
Qué incomprensible es todo!
Mi más firme repulsa por este y cualquier otro atentado.
Un biquiño desde Coruña.
Diana.

profetabar dijo...

Cuantas veces nos hemos propuesto comenzar una nueva vida, comenzarla detr�s de una copa est� bien, siempre y cuando no se convierta en costumbre, pero para matar un amor bien vale la pena comenzar por una buena borrachera para llorar todo lo que ocultamos.
te invito a pasear por mi blog.
http://profetabar.blogspot.com

Monopoesia dijo...

uno se podría morir cien veces para olvidar y despertar sin aquello que nos duele, el desamor bien vale la pena comenzarlo con un desahogo, el resto son racionalidades que también deberían calzar en una copa
htt://monopoesia.blogspot.com

Diana dijo...

Hola
Hola Profetabar!
Gracias por visitarme y por tu comentario.
Me he pasado por tu blog, me ha encantado !Las Nocturnas"
Seguiré leyendo.
Desde Coruña un bico .
Diana.

Diana dijo...

Hola
Hola Monopoesía!
Espero que encuentres lo que buscas en tu !Búsqueda"
Y, si no encuentra su cuerpo para hacerle el amor, que al menos encuentres el biquiño que desde Coruña te envío.
Graciñas por venir hasta mi blog.
Diana.

Txema Oleaga dijo...

Gracias Oscar Alonso, me gusta bloguear y aprender de gente que escribe y siente, como Diana. De acuerdo con lo que has dicho. Es horrible el atentado de Legutiano y sobrecoge pensar lo que pasa por la caneza de estas personas para actuar así

Diana dijo...

Hola Txema Oleaga.
Eres muy amable.
Sabéis chicos que me encanta que os "carteeis" a través de mi...blog?
Venga un biquiño para cada uno desde Coruña.
Diana.

Más Entradas con estas Etiquetas



 
Un diseño de: La Blogueria